¿Por qué ahora y qué está en juego?

(In)equidad en Gainesville hoy

En Gainesville hoy, quién eres determina dónde vives y mucho sobre los resultados de tu vida.

Incluso antes de la pandemia de COVID-19, en el condado de Alachua:

  • Los ingresos de los hogares afroamericanos promediaron $ 32,000, en comparación con $51,000 para los hogares blancos.
  • El desempleo de los afroamericanos era casi el doble (15%) que el de los Gainesvilianos blancos (8%).
  • El 45% de los niños de familias afroamericanas sufrían de pobreza; casi el triple de la tasa de niños blancos.

Estas disparidades profundas y persistentes están estrechamente vinculadas a décadas de segregación de viviendas y discriminación económica que privaron a los Gainesvilianos afroamericanos de las oportunidades para crear riqueza de los que sus vecinos blancos dispusieron. A medida que las políticas municipales, estatales y federales subsidiaban la propiedad de vivienda para los residentes blancos y creaban nuevos suburbios, las políticas habilitadas por el gobierno federal, como la segregación por línea roja y convenios raciales, impidieron que las familias afroamericanas y de otras comunidades de color se mudaran a vecindarios de "alto valor". Esto los colocó más lejos de trabajos, escuelas y parques de calidad. La vivienda pública estaba ubicada lejos de estos recursos y no contaba con los fondos suficientes del gobierno federal, lo cual empeoro aún más las condiciones de vivienda para los residentes de bajos ingresos.

El legado de esta inequidad e injusticia está vivo hoy en Gainesville. Debido a estos factores y más, los Gainesvilianos afroamericanos, de bajos ingresos y no blancos tienen un menos acceso a trabajos, viviendas de calidad y recursos comunitarios. Las políticas, los programas y las prácticas de toma de decisiones históricamente han priorizado las grandes empresas, los residentes de altos ingresos, los estudiantes universitarios y los turistas, con exclusión de otros.

Esfuerzos recientes para abordar la equidad racial

Desde el 2017, la ciudad de Gainesville ha buscado realinear las políticas de la ciudad para abordar la desigualdad en Gainesville. Estos esfuerzos han incluido:

  • Actualización de las regulaciones de vivienda para fomentar viviendas más asequibles.
  • Descubrir las ubicaciones de los convenios raciales en la ciudad.
  • Comenzar un plan de vivienda para aumentar el acceso a viviendas asequibles y de alta calidad para todos.
  • Probar nuevas rutas de transporte y otras estrategias para conectar mejor el este y el oeste de Gainesville.
  • Apoyar los planes impulsados ​​por la comunidad en los vecindarios, incluyendo Porters, para definir los objetivos y planes de los residentes para el futuro.

En el 2019, la Comisión de la Ciudad identificó la necesidad de un plan para toda la ciudad que vincule estos y otros esfuerzos para abordar la inequidad. Los comisionados encargaron a los departamentos de la ciudad a “nombrar y abordar explícitamente los impactos históricos y actuales del racismo institucional y estructural en nuestras políticas, procedimientos, programación, iniciativas y decisiones presupuestarias” para desarrollar un plan que “no sólo incluye la distribución compartida de los beneficios y cargas de crecimiento e inversiones, sino también un proceso decisivo que resulta en responsabilidad compartida y resultados más equitativos que fortalecen a toda la ciudad ”.

En noviembre del 2019, los Comisionados de la Ciudad decidieron arrancar hacia estas metas a través de una revisión actualizada al Plan Comprensivo.